lunes, 15 de octubre de 2012


Parece que hoy en día la verdadera amistad es un juego. Siempre he dicho que la sociedad da asco, y es por culpa de cosas como esta. Gente que se promete una vida eterna e infinita con su mejor amiga, rara vez amigo, a la que conoció ayer. Hablan solo de cosas sin importancia para que no se les acabe el tema de conversación en dos minutos. Se escriben tablones y estados cursis; se inventan iniciales siglas y acrónimos para definirse. Se llaman por teléfono y se pasan horas cotilleando, no precisamente sobre temas que las incumben. A eso es a lo que hoy día llaman amistad. Si eso es realmente la amistad, soy la peor amiga de el mundo. Creo que a tus amigos de verdad no hace falta que les digas lo mucho que les quieres, ni que les escribas cosas sin sentido. Yo soy partidaria de escribir, eso está claro, pero no un tablón para que lo vea todo el mundo, tan solo diciendo lo maravillosa que eres y que siempre estas ahí cuando se te necesita. Amistades fugaces. Sí, esa persona por la que tanto escribiste, sin sentido, sin sentirlo, deja de ser esa amiga tan genial en uno o dos meses. Me río en la cara de todas esas zorras que hacen amistades para escalar puestos, esas que nunca sabrán lo que es la verdadera amistad.
Que no saben lo que se pierden. 



1 comentario:

  1. m encanta, cielo! Enserio, tu manera de escribir es digna de admirar!

    ResponderEliminar